BESITOS “CUPCAKEROS”

Hola a tod@s, hoy traigo cupcakes, me encanta hacer estos pastelitos y tengo un montón de ideas que me rondan la cabeza para decorarlos pero como ya os dije en la entrada anterior el dulce no es lo que más me gusta comer así que tengo que esperar una celebración o un encargo para hacerlos y claro basta que tengas muchas ideas que ninguna te encaja con lo que te piden, jajaja.

Estos cupcakes los hice para mí porque tenía ganas de cocinar y porque me había comprado el molde de los labios y había que estrenarlo.

Ya que eran para mí los hice a mi gusto, muffins de chocolate con buttercream de café (la buttercream la hice con una tableta de chocolate sabor café que compré en lidl). La receta de los muffins me la dieron en facebook es de Paula de lapetitecuisinedepaula yo sólo cambié las frambuesas por chocolate.

INGREDIENTES MUFFINS:

  • 150 gr. de azúcar
  • 150 gr. de harina
  • 2 huevos
  • 1 cucharada/café de levadura química
  • 65 gr. de leche
  • 80 gr. de aceite
  • 1 pizca de sal
  • 80 gr. chocolate (yo en este caso chocolate con leche)

Derretimos el chocolate y lo dejamos que vaya enfriando asimismo mezclamos harina, levadura y sal, tamizamos y reservamos.

Batimos los huevos con el azúcar hasta que doblen de volumen y añadimos el chocolate y el aceite. En tres veces añadimos la harina intercalando la leche, me explico, echamos un tercio de la harina, la mitad de la leche, otro tercio de harina, el resto de la leche y terminamos con la harina.

Preparamos un molde de muffins con cápsulas de papel (con esta cantidad a mí me salieron 12) echamos la mezcla y metemos en horno precalentado a 175º durante 20-25 minutos.

Sacamos y dejamos enfriar completamente antes de decorar con la buttercream.

INGREDIENTES BUTTERCREAM:

  • 100 gr. mantequilla a temperatura ambiente
  • 150 gr. azúcar glass
  • 75 gr. chocolate sabor café

Otra vez derretimos el chocolate y lo dejamos enfriar, este paso es muy importante porque si el chocolate está caliente nos estropeará la buttercream.

Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que quede una mezcla blanquecina y esponjosa (5 minutos) y añadimos el chocolate, a mí me gusta integrarlo con una lengua pero podéis hacerlo perfectamente con la batidora.

Ahora toca lo divertido metemos la buttercream en la manga y lo que la imaginación nos dicte. Yo en este caso utilicé la boquilla 1M de wilton y fui poniendo montoncitos. Para hacer los labios aproveché los candy melts rojos de san valentín que me quedaban.

Quiero agradecer a Desi de lacasitadedesi que haya pensado en mí para concederme el segundo premio “tu estilo”, muchísimas gracias Desi me hace mucha ilusión que os acordéis de mi blog.

Hoy más que nunca besitos para todos.

Anuncios

BIZCOLETAS

De todos los nombres que suenan por ahí, cake-pops, bizcobolas, chupa chups de bizcocho, etc, el de bizcoletas es el que más me gusta.

A pesar de lo sencillo de la receta, que todas sabréis, desmigar el bizcocho, unirlo con algún frosting o crema y cubrirlos con alguna cobertura de chocolate o glasa; una vez que te pones a ello tienes que controlar no pasarte con la crema para que no se queden blandos, no calentar demasiado la cobertura ni demasiado poco, rogar a todos los santos para que no se suiciden las bizcoletas en el vaso de los candy melts, y así mil cosas más que te pueden pasar.

Bueno, pues aquí están mis bizcoletas, todas rugosas ellas, mi principal fallo fue dejarlas muy blandas, el bizcocho era red velvet (los recortes del de san valentín) y ya es jugoso de por sí, le añadí crema de queso y una cucharada de nutella y quedó una mezcla muy húmeda pero como ya no tenía remedio porque no tenía más bizcocho, lo dejé en la nevera horas y horas. No sirvió de nada, se me suicidaron unos cuantos, la próxima vez mejoraré este punto.

Lo bueno es que me comí unas cuantas mientras las estaba haciendo y son exquisitas. A mi novio le encantaron, y no es de comer mucho dulce, yo tampoco, por eso tenemos que repartir los “experimentos” entre familiares, amigos y conocidos, así que cuando hay algo que nos gusta a los dos no lo compartimos jaja.

Como el bizcocho era red velvet y los candy melts que tenía rojos probé a hacer algunas con forma de corazón, lo que con el bizcocho tan húmedo resultó muy muy difícil pero alguno salió.

Y hasta aquí mi experiencia con las bizcoletas, no se vosotros pero yo soy de esas personas que lo último que hacen cuando compran cualquier aparato, eléctrico o no, es leer las instrucciones, traducido a la cocina quiere decir que después de hacer estas bizcoletas fui a la librería y me compré el libro del mismo nombre ( el de Clare O´Connell de El País Aguilar) y ahora tengo un montón de ideas rondándome en la cabeza, a ver qué sale. Bikiños

 

A petición popular una foto del mordisquito: