RAYO MCQUEEN CHOCOLATEADO

Aquí os dejo mi versión de Rayo Mcqueen. Mi amiga Maite me pidió una tarta para su sobrino Mateo que cumplía 5 años. Mateo tenía dos cosas claras:

  1. La tarta tenía que ser de chocolate
  2. Rayo Mcqueen el protagonista

Con estas dos premisas lo primero que se me vino a la cabeza fue un madeira sponge cake de chocolate con forma de coche, pero según iban pasando los días aparecían las dudas, buscando bizcochos de chocolate me encontré con uno superjugoso y húmedo en el blog de María José pasenydegusten. Me enamoré al instante de las fotos.

Me pareció exquisito pero ni se podía modelar ni se podía cubrir de fondant porque no aguantaría el peso. Cambio de idea.

Bizcocho de chocolate, relleno de chocolate y cubierto con más chocolate. Y… qué hago con Rayo? Modelo un coche y lo pongo encima? si es muy grande pesa mucho y si es pequeño es ridículo, descartado. Utilizo la técnica de puzzle? Ok.

Para la receta del bizcocho os dejo el enlace pasenydegusten (ella lo explica mucho mejor que yo). Sólo os digo que yo multipliqué por tres los ingredientes y utilicé chocolate con leche.

El relleno:

  • Una tarrina de philadelphia milka
  • 200 ml de nata

Batimos un poco el philadelphia, montamos la nata y mezclamos con cuidado. El relleno lo hice finito porque era para niños y el bizcocho ya es muy jugoso, no necesita almíbar ni relleno.

Cobertura:

  • 200 gr chocolate con leche
  • 200 ml nata
  • 25 gr mantequilla

Troceamos el chocolate y lo ponemos en un bowl junto con la mantequilla, hervimos la nata y la echamos por encima del chocolate revolvemos hasta que se deshaga el chocolate.

Una vez hecho y relleno el bizcocho vertemos la cobertura encima de tarta, yo lo hice sobre una rejilla porque la cobertura es bastante líquida, cuando deje de gotear la pasamos a la bandeja de presentación y la cubrimos con virutas de chocolate o fideos o lo que queramos o la dejamos así.

La decoración la hice el día anterior para que fuera más fácil de manipular. Le puse el 5 porque eran los años del cumpleañero y algunos sprinkles para rematar, me encantó la cara de mi novio cuando llegó y yo tenía un recorte rojo en la mesa y no lo dijo pero pensó “de ahí no te sale un coche ni de broma”. Y después la cara de “pues sí, parece un coche” jajaja, sólo con eso me doy por satisfecha (ya se que no es el mejor Rayo del mundo pero es mi rayo).

Y así se fue Mcqueen de mi casa rumbo a la fiesta de Mateo. Según me dijo Maite la tarta fue un éxito de presencia y sobretodo, que a mí me parece más importante, de sabor.

Ahora mismo voy a empezar a preparar los regalos de pascua de mis ahijados pero tengo tantas ideas que no se ni por dónde empezar…………

BESITOS

Anuncios

GALLETAS ESTRELLA

Mi última fiebre son las galletas, me parecen auténticas obras  de arte, un lienzo en blanco con infinidad de opciones para decorarlas.

Olalla cumplía dos años y su mamá quería llevar a la guardería algo diferente, nada de sugus ni chucherías. Entre las dos estuvimos pensando qué podíamos hacer y al final nos decidimos por estas estrellas de colores.

En principio iban a ser estrellas cubiertas de fondant pero las dos pensamos que para unos niños tan pequeños era mejor reducir el fondant al número de años. Pero como yo ya había visualizado las estrellas de colores en mi cabeza decidí teñir la masa, los colores son suaves porque no quise utilizar mucha cantidad de colorante.

Al pensar en galletas de colores recordé las que había visto en el blog cocinoydisfruto y en elrincondebea, me quede con la idea de Natalia pero con la receta de Bea porque lleva menos azúcar.

INGREDIENTES:

150 gr. mantequilla a temperatura ambiente
125 gr. azúcar glass
1 huevo grande
2 cucharadas de jarabe de arce
Aroma de vainilla
450 gr. harina
Colorantes alimentarios
Batir la mantequilla y añadir el azúcar hasta que el azúcar se integre. Añadir el huevo, el aroma de vainilla y el jarabe de arce, integrar bien.
Ahora es el momento de añadir la harina poco a poco hasta formar una bola (en este punto podemos añadir un poco de leche si   la masa no nos queda bien ligada).
Ahora dividimos la masa en tantos pedazos como colores queramos. Añadimos el colorante y amasamos hasta que quede totalmente integrado y no se noten diferencias de color. Metemos la masa en la nevera y dejamos enfriar unas horas.
Una vez la masa esté fría la estiramos y cortamos con la forma elegida, en este caso estrellas.
Horneamos en horno precalentado durante 10 ó 15 minutos, cómo mi horno calienta mucho, más de lo que pone el termostato, yo lo puse a 150. Además al estar coloreada la masa no quería que me salieran marrones, aunque por los bordes se me pasaron un poco, siempre tengo la impresión de que las galletas están crudas.
Sacamos y dejamos enfriar.
Sólo queda decorar a gusto e cada uno, yo puse un dos de fondant amarillo con el nombre de Olalla que pegué con jarabe de arce.
Para las profesoras de la guardería les hice piruletas de colores con sus nombres.
Ya sólo me queda agradecer a Mamen de bolitasdeanis y a Mury de dulcedesierto que hayan pensado en mí para concederme el premio “Liebster”. Muchísimas gracias chicas, no sabéis la ilusión que me hace cada vez que me decís que os gusta lo que hago.
Yo voy a conceder este premio a cinco blogs que me gustan mucho ( y que tengan menos de 200 seguidores), pero como digo siempre se lo concedería a muchos más:
Muchos besos y a disfrutar del sol.

BESITOS “CUPCAKEROS”

Hola a tod@s, hoy traigo cupcakes, me encanta hacer estos pastelitos y tengo un montón de ideas que me rondan la cabeza para decorarlos pero como ya os dije en la entrada anterior el dulce no es lo que más me gusta comer así que tengo que esperar una celebración o un encargo para hacerlos y claro basta que tengas muchas ideas que ninguna te encaja con lo que te piden, jajaja.

Estos cupcakes los hice para mí porque tenía ganas de cocinar y porque me había comprado el molde de los labios y había que estrenarlo.

Ya que eran para mí los hice a mi gusto, muffins de chocolate con buttercream de café (la buttercream la hice con una tableta de chocolate sabor café que compré en lidl). La receta de los muffins me la dieron en facebook es de Paula de lapetitecuisinedepaula yo sólo cambié las frambuesas por chocolate.

INGREDIENTES MUFFINS:

  • 150 gr. de azúcar
  • 150 gr. de harina
  • 2 huevos
  • 1 cucharada/café de levadura química
  • 65 gr. de leche
  • 80 gr. de aceite
  • 1 pizca de sal
  • 80 gr. chocolate (yo en este caso chocolate con leche)

Derretimos el chocolate y lo dejamos que vaya enfriando asimismo mezclamos harina, levadura y sal, tamizamos y reservamos.

Batimos los huevos con el azúcar hasta que doblen de volumen y añadimos el chocolate y el aceite. En tres veces añadimos la harina intercalando la leche, me explico, echamos un tercio de la harina, la mitad de la leche, otro tercio de harina, el resto de la leche y terminamos con la harina.

Preparamos un molde de muffins con cápsulas de papel (con esta cantidad a mí me salieron 12) echamos la mezcla y metemos en horno precalentado a 175º durante 20-25 minutos.

Sacamos y dejamos enfriar completamente antes de decorar con la buttercream.

INGREDIENTES BUTTERCREAM:

  • 100 gr. mantequilla a temperatura ambiente
  • 150 gr. azúcar glass
  • 75 gr. chocolate sabor café

Otra vez derretimos el chocolate y lo dejamos enfriar, este paso es muy importante porque si el chocolate está caliente nos estropeará la buttercream.

Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que quede una mezcla blanquecina y esponjosa (5 minutos) y añadimos el chocolate, a mí me gusta integrarlo con una lengua pero podéis hacerlo perfectamente con la batidora.

Ahora toca lo divertido metemos la buttercream en la manga y lo que la imaginación nos dicte. Yo en este caso utilicé la boquilla 1M de wilton y fui poniendo montoncitos. Para hacer los labios aproveché los candy melts rojos de san valentín que me quedaban.

Quiero agradecer a Desi de lacasitadedesi que haya pensado en mí para concederme el segundo premio “tu estilo”, muchísimas gracias Desi me hace mucha ilusión que os acordéis de mi blog.

Hoy más que nunca besitos para todos.

BUNDT DE VAINILLA Y PREMIO

Hola, cuánto tiempo sin pasarme por aquí y por vuestras cocinas pero por fin nueva entrada. La semana pasada fue de locos, nos hicimos un montón de kilómetros pontevedra-santiago, santiago-pontevedra, pontevedra-xinzo de limia, xinzo de limia-pontevedra, pontevedra-a coruña, a coruña-potevedra, pontevedra-vigo y por fin vigo-pontevedra para quedarse y no moverse, ya cansa sólo de leerlo jajaja. Ayer estuve en vigo haciendo un curso de galletas pero eso ya lo contaré en otro post y os pongo fotos de las galletas. Hoy toca bundt.

Ya lo hice hace unas semanas pero se me acumulan las fotos y no se por dónde empezar, la receta es del maravilloso blog de Bea www.elrincondebea.com, me imagino que ya todos la conoceréis, tiene unas recetas fantásticas e infalibles y perfectamente explicadas. Os copio la receta tal cuál pues para mi gusto no necesita modificación alguna.

INGREDIENTES:

200 gr. harina todo uso

50 gr. harina de maíz (Maicena)

2 cucharaditas de polvo de hornear (levadura química, Royal)

3/4 cucharadita sal

285 ml. nata líquida para montar bien fría

3 huevos XL

200 gr. azúcar

2 cucharaditas extracto de vainilla

Empezamos batiendo los huevos con el azúcar hasta que doblen el volumen, añadimos el extracto de vainilla. Es el momento de la harina, la maizena, la levadura y la sal previamente tamizadas, mezclamos con cuidado. Añadimos también la nata montada.

Vertemos la mezcla en el molde engrasado, a mí me gusta usar el spray, no se pega nada y es menos engorroso, pero eso es para gustos. Repartimos bien la mezcla para que nos quede una forma perfecta.

Metemos al horno precalentado a 175º durante 35-45 minutos. Sacamos dejamos en el molde 10 minutos y desmoldamos sobre una rejilla.

Después preparamos café o té o lo que sea y disfrutamos.

Es un bizcocho sencillo con un sabor exquisito, bueno o a mí me lo parece porque me encanta la vainilla.

Hace varias semanas que Elena de dulcekoala me concedió el premio “Tu estilo”. Ahora tengo que contar siete cosas sobre mí:

  1. Me encantan las cosas que sólo sirven para hacer bonito.
  2. Adoro los tacones altos, casi imposibles.
  3. Mi familia es lo mejor que tengo.
  4. Tengo mucho carácter y a veces me juega malas pasadas.
  5. No me gusta comer dulce.
  6. Me apasiona tanto la moda como la cocina.
  7. Me escondo tras un muro de superficialidad para no mostrar lo sensible que soy.

Y ahora me toca a mí otorgar el premio, me parece algo superdifícil, siempre te queda alguien atrás:

ohperoestosecome

midulceaficion

lostincupcakes

cookiesparatodos

bikisimas

conlasmanosenlatarta

alguiendijocupcakes

lacocinadecati

blogdefru

aslambonadasdamar

conmasasyaloloco

lasrecetasdeyas

monikcandy

mirinconmasdulce

psicolizdelicias

Espero que os guste mi regalo. Muchos besos

PAULOVA

Podría decirse que ésta es una receta de aprovechamiento, cuando empecé con esto de la repostería siempre me sobraban yemas o claras y a mí no me gusta tirar nada (y cuando digo nada es nada, que ya casi es enfermizo, un resto de chocolate, la buttercream llena de migas… todo es aprovechable).

Y en mi afán de aprovechar un día que tenía un montón de claras me puse a buscar una receta y me encontré una tarta que por mérito propio se ha convertido en una de las favoritas de mi casa y además también aprendí que las claras se venden solas, desde entonces la he hecho un montón de veces, redonda, cuadrada, rectangular, hasta en forma de corazón y siempre buenísima.

Es una tarta muy agradecida que gusta a todo el mundo y se puede hacer en cualquier época del año cambiando las frutas y utilizando las de temporada. Y también se puede hacer de varios tamaño, yo incluso las he hecho individuales.

Al que no la conoce le sorprende la textura esponjosa de la base de merengue, la suavidad de la nata y la frescura de la fruta.

Encontré la receta en el libro “guia-completa-tecnicas-culinarias” de Le Cordon Blue.

Ahí va la receta del libro y entre paréntesis mis modificaciones:

INGREDIENTES:

  • 3 Claras de huevo                                (6 claras)
  • 175 g de azúcar blanquilla                    (200 g azúcar glass)
  • 1 cucharadita de vinagre, limón o vino    (1 cucharadita de zumo de limón)
  • 1 cucharadita de maizena                     (1 cucharada de maizena)
  • 300 ml de nata para montar                   (500 ml nata para montar)
  • Fruta al gusto                                       (fruta al gusto)

La elaboración es muy sencilla, hay que preparar el merengue batiendo las claras con el zumo de limón, cuando empiecen a montarse se le añade el azúcar a cucharadas hasta que el merengue esté firme y brillante, en este punto añadimos la maizena y batimos muy poquito, lo justo para que se integre.

Cuando ya tenemos el merengue lo ponemos en la bandeja de horno forrada con papel, yo dibujo la silueta en el papel y le doy la vuelta para guiarme con el dibujo, así me es más fácil hacer estrellas, corazones… Una vez colocado en la bandeja lo metemos al horno y claro como siempre cada horno tiene su carácter, como a mí me gusta que el merengue quede blanco lo pongo una rayita antes de 100º durante una hora y media; pasado el tiempo entreabro el horno y dejo que se enfríe totalmente (se puede hacer el día antes sin problema).

Ahora queda lo fácil y divertido, montar la nata con un poco de azúcar y si se quiere estabilizante, cortar la fruta, colocarla decorativamente y empezar a cortar y comer

Como veis las fotos son todas diferentes, ya puedo hacer esta tarta con los ojos cerrados, la cantidad de azúcar es la que en casa nos gusta pero no queda un merengue muy dulzón y con la fruta fresca nos encanta. Bueno y esto es todo, la primavera está llegando y mi cuerpo empieza a notarlo. Bikos

Acabo de enterarme de esta iniciativa y quiero que todos lo sepáis, os dejo el enlace que explica lo que podemos hacer por Paula, un poco de cada uno es un mucho para ella. Bikos

http://sweetlikerockets.blogspot.com/2012/03/paula-necesita-ayuda.html#comment-form